A 50 AÑOS DEL CORDOBAZO Y LAS REVUELTAS OBRERO-ESTUDIANTILES ARGENTINAS DE LOS AÑOS SESENTA-SETENTA

Mayo en el Ciclo de Cine por la Diversidad. Bs As 55. Río Cuarto/Córdoba.    En mayo, durante todos los martes  del mes, a las 21 horas, el Ciclo Cine por la Diversidad proyectará películas con historia, cine político y revolución.

Se cumplen cincuenta años de uno de los acontecimientos bisagra en la historia de los movimientos de  masas de la segunda mitad del siglo XX en la Argentina. Se trata de aquella rebelión popular que, recogiendo los antecedentes de las revueltas y protestas estudiantiles y obreras de Corrientes, Tucumán y Rosario, tomara la forma de un estallido popular insurreccional en las jornadas cordobesas del 29 y 30 de mayo de 1969.

El Cordobazo maca el inicio de un movimiento de auto-organización obrera y popular, donde los estudiantes universitarios desempeñarán un nexo importante en la construcción de lazos de solidaridad intra-clase, demostrando unos niveles inéditos de  madurez política y organizativa al momento de poner en marcha mecanismos de acción colectiva dirigidos a disputarle el poder a la clase dominante. De este modo, se convertirá en la chispa que más tarde volvería a encenderse en levantamientos semejantes que darán lugar en los tres años siguientes a lo que los estudiosos de los movimientos sociales de este período denominan los “azos”, en referencia a los segundos rosariazo y tucumanazo, al vivorazo o segundo cordobazo, al mendozazo, al malagüinazo, al rocazo, etc.; auténticas puebladas o insurrecciones populares con un destacado protagonismo obrero, que se propagaron por todo el país como un reguero de pólvora y que terminará obligando al régimen dictatorial a buscar una salida democrática, ahora con la inclusión de un peronismo al que intentarán domesticar.

La selección de películas propuesta para mayo será en este marco de profunda convulsión política y social, donde abordaremos su análisis retrospectivo desde el cine documental con tres trabajos actuales como El Cordobazo, Tosco: grito de piedra y Memoria para reincidentes; no sin poner a debate para cerrar el ciclo una producción de época que, prácticamente se confunde con el proceso histórico que despunta en el Cordobazo, a través de una obra de culto como lo es Los Traidores del cineasta desaparecido, mentor del “Cine de Base”, Raymundo Gleyzer.

 

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.  

 

MARTES 7 DE MAYO, 21 HS. EL CORDOBAZO, de Santiago Sein y Marcos Pedrosa (Argentina, 2009) 120 min

Argentina, mayo de 1969. Obreros y estudiantes salen a las calles a manifestarse contra la dictadura y realizan la protesta más grande que se recuerde en el país. Considerado el “Mayo Francés Latinoamericano”, 40 años después, “el Cordobazo” es relatado por sus protagonistas.   

MARTES 14 DE MAYO, 21 HS. TOSCO. GRITO DE PIEDRA, de Adrián Jaime, Daniel Ribetti (ARGENTINA, 1998), 73 min.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Documental sobre el pensamiento y la vida de Agustín Tosco, uno de los líderes sindicales más destacados de la historia del movimiento obrero argentino. El film relata su labor en la conducción del gremio de Luz y Fuerza, la participación en el Cordobazo y su paso como preso político por la cárcel de Rawson cuando se produjo la masacre de Trelew en 1972. Perseguido por la Triple A, Tosco muere por un problema de salud en la clandestinidad a los 45 años de edad. A su funeral asisten miles de personas que fueron brutalmente reprimidas por las fuerzas de seguridad.   

MARTES 21 DE MAYO, 21 HS. MEMORIA PARA REINCIDENTES, de Violeta Bruck, Gabriela Jaime y Javier Gabino (Argentina, 2012), 105 min.

La película se divide en cuatro capítulos, cuatro historias colectivas separadas por la geografía, por el tiempo y por su propio “clima” político social. El documental presenta la historia de la vanguardia obrera de “los 70” como un mosaico de experiencias quebrado por el tiempo y el espacio, que si bien se desarrollan y tienen claros puntos comunes, en lo fundamental están en discontinuidad. Los testimonios de los protagonistas ya viejos del presente que van a los lugares donde se desarrollaron los hechos, se combinan con archivo donde muchas veces se los ve jóvenes a la cabeza de los conflictos narrados.  

MARTES 28 DE MAYO, 21 HS.  LOS TRAIDORES, de Raymundo Gleyzer  (Argentina, 1973), 114 min.

Los Traidores puede verse como la crónica de la transformación de un obrero industrial con conciencia social (Roberto Barrera) en un sindicalista corrupto, pero también como la génesis de un ejército revolucionario de trabajadores llamado Comando Rosales-Saldaño. A través de los recuerdos del protagonista, se examinan las luchas obreras desde los bombardeos a Plaza de Mayo en 1955, pasando por el Cordobazo, hasta 1972. La película analiza la microfísica de la construcción de un poder que crece alimentado por oscuros acuerdos, prebendas y traiciones que involucran intereses económicos, políticos y militares. Hasta entonces, ninguna película argentina había puesto en evidencia la trama del poder sindical. Ninguna película se había atrevido a matar al burócrata. Esa fue su audacia.  

Marcar el Enlace permanente.