CABEZA EXTENSION

Desde esta Secretaría entendemos que la Universidad Pública se debe a la sociedad que la sostiene. Es por ello que la articulación Universidad – Sociedad es concebida como una tarea comprometida con la transformación social y con la profundización de la democracia atendiendo principalmente a las complejas condiciones de exclusión social, política, económica, cultural y educativa de sectores históricamente postergados.

En este sentido, la extensión universitaria constituye uno de los referentes teórico-prácticos ineludibles a la hora de pensar y repensar las función social que le compete a la Facultad y a la Universidad, en tanto instituciones de carácter público, y pone de manifiesto los supuestos que subyacen a la manera en que ellas conciben y articulan su relación con la Sociedad. La vinculación Universidad/Facultad y Sociedad no se agota en las actividades de extensión ya que a través de su necesaria y compleja articulación con la docencia y la investigación nos permite definir y revisar desde una mirada crítica la función de la Universidad Pública. Entendemos la extensión como una práctica social transformadora que supera el concepto que identifica “extensión” con “transferencia”; toda vez que esta última refiere a un movimiento de un solo sentido. Las ideas-fuerza “ecología de saberes”, “diálogo de saberes”, “traducción intercultural”, “abrir las ciencias sociales”, nos ubican en un posicionamiento de múltiples dimensiones, en el reconocimiento y valorización de los distintos tipos de saberes promoviendo la interrelación entre los diferentes conocimientos: cotidiano, científico, artístico, técnico, entre otros.
Educar y educarse, en la práctica de la libertad, es tarea de aquellos que saben que poco saben – por esto saben que saben algo, y pueden así, llegar a saber más-, en diálogo con aquellos que, casi siempre, piensan que nada saben, para que éstos, transformando su pensar que nada saben en saber que poco saben, puedan igualmente saber más
Las articulaciones que se establecen desde nuestra Facultad con la sociedad son diversas tanto, en relación a los sujetos que involucra como a las estrategias de trabajo conjunto con diferentes actores sociales. En todas ellas se construyen relaciones que ponen en juego el conocimiento como “capital” para trabajar colaborativamente potenciando el intercambio de saberes y retroalimentando el círculo docencia, investigación y extensión. Desde esta Secretaría generamos y gestionamos institucionalmente actividades, programas y proyectos que posibilitan el intercambio de conocimientos relacionados con temáticas vinculadas a políticas públicas, educación pública, salud pública, comunicación en los ámbitos públicos, recuperación de las historias y los espacios que nos constituyen, entre otros, promoviendo un accionar de carácter multidisciplinar. Así, la extensión se constituye especialmente en un proceso que invita a seguir construyendo su sentido social a través de proyectos que vinculen los distintos sectores de la Facultad con la comunidad local y regional en la cual se inserta la Universidad Nacional de Río Cuarto. Muchas de las actividades de esta Secretaría son el resultado de un intercambio de realidades, inquietudes y propuestas que surgen de una dialéctica permanente entre esta Facultad y los distintos sectores u organizaciones sociales. La concreción y puesta en marcha de las diferentes propuestas son llevadas a cabo por el conjunto de los miembros de la Facultad en la que participan docentes, estudiantes, graduados y personal técnico administrativo. Las concepciones éticas, sociales, políticas sobre las que se fundan las relaciones sociales que se establecen a partir de la vinculación Universidad – Sociedad deben ser objeto de nuestra reflexión crítica de manera permanente, toda vez que “La injusticia social se basa en la injusticia cognitiva”, como afirma de Sousa Santos.