Segundas Jornadas de Educación en Cárceles: habilitar espacios para el ejercicio del derecho a la educación En los días 20 y 21 de agosto se realizaron las jornadas que contaron con la presencia de la reconocida investigadora de la UBA. De la actividad participaron cerca de 100 personas, quienes compartieron experiencias y trabajaron en actividades en torno al derecho a la educación en contextos de encierro

“Llevar las carreras de grado a la cárcel ha sido el compromiso asumido desde los inicios de esta gestión. Hacerlo posible (o hacer lo posible) es el desafío en el que se torna imprescindible el apoyo de un equipo, de una gestión que sostenga la decisión de habilitar espacios de inclusión en un contexto que, de alguna manera, nos es desconocido y extraño”, expresó la Profesora Mariana Gianotti, Coordinadora del Programa “Facultad de Ciencias Humanas en contextos carcelarios”.

El pasado martes 20, la Secretaria Académica de la Facultad de Ciencias Humanas daba apertura a las “Segundas Jornadas de Educación en Cárceles” con la presencia de la Prof. Alcira Daroqui, quien en ese marco, sostuvo: “La definición de una política de gestión desde la inclusión en derechos para la construcción de ciudadanía, para todos y con todos, para todes y con todes, es presencia discursiva en todo documento institucional, pero gestionar, hacer praxis esa política académica, es ir más allá de los discursos, implica el diseño y la ejecución de una agenda que no tiene ni tiempos ni permisos para distraerse. La agenda de atender y generar las condiciones para que esa declaración sea performativa, cree mundo, instale realidad, haga posible que los principios declarados se constituyan en hechos y hoy nos reúna aquí y con Alcira como una más de las acciones que organizan el trabajo por una facultad que se define por la inclusión y que incluya”.

WhatsApp Image 2019-08-23 at 17.41.22 (1) WhatsApp Image 2019-08-23 at 17.41.23

 

Además, la Profesora Gianotti indicó que al interior de cada encuentro educativo se gestó un espacio en el que los derechos del otro como persona son la prioridad. “Eso nos instala en un plano de responsabilidad que también debemos hacer consciente al momento de reflexionar sobre nuestra tarea como responsables de la gestión académica y como docentes. No vamos a hacer asistencialismo al aula, vamos a habilitar espacios para el ejercicio del derecho a la educación que no se pierde (o no se debe perder) por estar en situación de cárcel y somos nosotros, como integrantes de la universidad pública, los garantes de ese derecho”, enfatizó la docente coordinadora del programa.

“En este sentido, Alcira Daroqui nos decía que tenemos que estar muy atentos para no caer en la trampa de ficcionalizar el acto educativo, de romantizar la cárcel o de estetizar los muros. No podemos conformarnos con poquito. No debemos ni queremos desde la Facultad de Ciencias Humanas quedar a medio camino en torno al derecho a la educación. Los estudiantes deben recibir sus clases, de calidad y con profundidad. Deben rendir los exámenes y aprobarlos con los mismos criterios que el resto de sus compañeros, sin negar que tienen muy diferentes condiciones para el estudio. Sin negar que también, en la cárcel, los profesores tenemos otras condiciones para la enseñanza y tenemos mucho que aprender. En este punto se asienta el segundo gran propósito de nuestro proyecto que  se vincula con generar espacios de formación para el ejercicio de tareas docentes al interior de la cárcel y para la concienciación respecto de la necesidad de abordar este tema desde una perspectiva de derechos”, expresó la Profesora Gianotti. “Así, desde hace al menos tres años –continúa- estamos desarrollando, por un lado,  procesos de docencia y tutoría en la cárcel en torno a las carreras Licenciatura en Trabajo Social, Abogacía y Licenciatura en Enfermería y por otro, espacios de formación y reflexión en los que nos vinculamos con especialistas para establecer redes que nos ayuden a marcar agenda y crear institucionalidad.

WhatsApp Image 2019-08-23 at 17.41.24 WhatsApp Image 2019-08-23 at 17.41.22 (1)

En el acto de apertura de las Jornadas, que tuvo lugar en el Centro Cultural Viejo Mercado, la Secretaria Académica de la Facultad de Ciencias Humanas, Profesora Silvina Barroso señaló, “cuando asumimos la gestión de la Facultad, no hace muchos años, nos propusimos trabajar para generar las condiciones para que pudieran dictarse carreras de la Facultad en la cárcel de Río Cuarto y las llevamos y las sostenemos: con aciertos y desaciertos (muchos), fuimos encontrando algunas certezas: que no es una tarea simple por las características de la propia Universidad / Facultad y por las características del sistema carcelario (se requiere una vigilancia muy cautelosa sobre las propias prácticas para poder sostener el vínculo que nos permita el trabajo), no es simple porque se requieren docentes tutores formados en el trabajo docente en este contexto particular (no es lo mismo dar clases en las cárceles que en el campus, o en el hospital, o en una extensión aúlica rural, por ejemplo), decíamos que no es una tarea simple  porque se tienen que derribar muchos prejuicios, muchos, porque hay que deconstruir y reconstruir sentidos asociados a los sujetos del sistema penitenciario, porque hay mucho por construir y deconstruir en relación a los sentidos sobre quiénes y porqué tienen que estar en el sistema penitenciario, y junto a la certeza de que no es una tarea simple también nos encontramos con la certeza de que la Facultad de Ciencias Humanas tiene mucho que hacer en este tema: tiene que sostener en la cárcel carreras en el marco de la educación formal.”

Marcar el Enlace permanente.