El gobierno en su laberinto.
7852
post-template-default,single,single-post,postid-7852,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

El gobierno en su laberinto.

El gobierno en su laberinto.

Por Prof. Cristian SANTOS, docente e investigador de los Dpto de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales y  de Historia, Facultad de Ciencias Humanas, UNRC.

 

De acuerdo con información publicada actualmente en el portal oficial del Banco Central de la República Argentina (BCRA):

LEBAC: $1,210 billones.1

Reservas totales (incluyendo oro, divisas y colocaciones en divisas): $1,171 billones.

Base monetaria: $0,999 billones.

Tasa de corte en la anterior licitación de LEBAC para 154 días: 25.6%; tasa de interés para LEBAC luego de incremento en tasa de referencia de ayer: 38.4%.

 

 

A partir de aquellos datos podemos hacer algunas interpretaciones:

 

 

1) Si todos los tenedores de LEBAC decidieran venderlas o no renovarlas al vencimiento y refugiarse en  dólares (ya no hay “cepo”), las reservas del BCRA, aunque actualmente están en niveles altísimos, no alcanzarían para satisfacer semejante demanda (faltarían 39.000 millones de pesos).  2) Si el gobierno devaluara, dadas la apertura de la economía nacional y la dolarización reinante, generaría inflación (recuérdese que a poco de asumir, el gobierno devaluó un 60% y durante 2016 la inflación superó el 40%).  3) Si aumentara la demanda de dólares y la oferta no respondiera proporcionalmente, el peso se devaluaría. Dado 1, dicha proporción no es factible. Dado 2, sobrevendría crecimiento en los precios internos. 4) Si BCRA aumentara la tasa de interés, potenciaría la bicicleta financiera, incrementaría la deuda y desalentaría la actividad productiva.  5) Si BCRA redujera la tasa de interés, desalentaría la inversión en activos nominados en pesos y alentaría la compra de dólares. Dado 3, presionaría el tipo de cambio. Dado 2, más inflación. 

 

Después de la última licitación de LEBAC, y a once días de una nueva licitación, la tasa aumentó 12.8% En el total de pesos invertidos hoy en este activo, esa diferencia equivale a $154.880 millones. En otros términos: para evitar que los tenedores se desprendan de LEBAC, las vendan en el mercado secundario y corran hacia el dólar, el BCRA asume un compromiso presupuestario que hoy significa $154.880 millones.

 

Tomemos un par de referencias, a los efectos de dimensionar aquello. El reciente cambio de fórmula para el cálculo de las jubilaciones, equivale a una reducción del gasto público de $100.000 millones. El presupuesto definido para todo el sistema universitario nacional para este 2018, incluso sin considerar los recortes recientemente anunciados, también asciende a $100.000 millones. Pues bien, cualquiera de esos dos conceptos representa apenas el 64% SOLAMENTE de lo que implica el incremento en la tasa de interés respecto de la última licitación de LEBAC.

 

El gobierno está metido en su propio laberinto. 

 

 

1 LEBAC es el acrónimo de “Letras del Banco Central”. Se trata de un activo financiero emitido por la entidad monetaria oficial y posee plazos de vencimiento y tasas de rendimiento. Se puede invertir en él con el objetivo de cobrar los intereses correspondientes a su vencimiento (del mismo modo que se hace con un plazo fijo), o bien de venderlos en mercado secundario. 

banco central