Se realizó una nueva reunión plenaria del Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho.
12360
post-template-default,single,single-post,postid-12360,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Se realizó una nueva reunión plenaria del Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho.

Se realizó una nueva reunión plenaria del Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho.

El pasado lunes 22 de junio se desarrolló de manera virtual una reunión plenaria del Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho. En dicho encuentro participaron el decano de la Facultad de Humanas Fabio Dandrea y las docentes de la carrera de Abogacía Marcela Sereno y Analía Alonso.
Durante la reunión se expusieron diferentes temas sobre el estado de situación en las Carreras de Derecho de las universidades nacionales, a partir del contexto y las circunstancias originadas en la pandemia por COVID 19.
Se compartieron experiencias y preocupaciones comunes en cuanto a la necesidad de implementar las acciones necesarias para sostener los calendarios de cursado y cierre de cuatrimestre como también para la implementación de los exámenes finales bajo modalidad virtual. Se destacó el compromiso de las unidades académicas en el acompañamiento, el trabajo colaborativo y el acondicionamiento de distintas herramientas y estrategias para sostener el cursado de las materias en un contexto tan particular y habilitar la toma de exámenes finales desde el entorno virtual, que en la mayor parte de las Facultades de Derecho ya se han concretado.
Además, se intercambiaron consultas sobre carreras, cursos de posgrado y el pasaje a la modalidad virtual, las prácticas profesionales supervisadas y la problemática de realizar prácticas de carácter socio-comunitario.
La reunión plenaria del 22 de junio permitió dimensionar el desarrollo de actividades en las Facultades de Derecho y la manera en la que institucionalmente se acordó acompañar la toma de decisiones colectivas para no relegar el derecho a la educación superior.