Calendario Académico 2020 en el marco de la emergencia sanitaria – COVID-19.
12048
post-template-default,single,single-post,postid-12048,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Calendario Académico 2020 en el marco de la emergencia sanitaria – COVID-19.

Calendario Académico 2020 en el marco de la emergencia sanitaria – COVID-19.

Estimada Facultad de Ciencias Humanas. Sabemos que, como comunidad académica, una de las decisiones que nos generan mayor incertidumbre se refiere al Calendario Académico 2020 en el marco de la emergencia sanitaria – COVID-19.

El pasado miércoles 09 de abril, se reunió el Consejo Académico de la UNRC para trabajar sobre una propuesta de decisiones sobre calendario que presentaran conjuntamente las cinco facultades, en total concomitancia con lo expuesto tanto por estudiantes cuanto por representantes gremiales en reunión del 08 de abril.

Dicho conjunto de decisiones se funda en dos cuestiones fundamentales: una de ellas es la necesidad de reconocimiento de los trayectos académicos que se están realizando bajo la modalidad virtual según los grados de concreción que se logre en el periodo establecido por calendario y la segunda, habilitar las posibilidades para lo que no haya podido concretarse se realice en el momento que la situación sanitaria lo permita. Como responsables de la gestión académica de la Facultad sabemos que docentes y estudiantes están trabajando colaborativamente para que las clases puedan desarrollarse en modalidades alternativas a la presencialidad, sabemos que se están usando diferentes herramientas para desarrollar estrategias pedagógicas cada vez más complejas, sabemos que se han tenido en cuenta problemáticas particulares tanto de estudiantes cuanto de docentes y que se han desarrollado estrategias para atenderlas. Por eso, la primera decisión ha sido ratificar la vigencia del calendario académico aprobado por el CS para 2020.  

Dicha ratificación no implica desconocer la particularidad de su cumplimiento en el marco del “Aislamiento Social Obligatorio Preventivo” dispuesto por el Gobierno Nacional, sino, por el contrario, considera fundamental la habilitación de las adecuaciones que cada unidad académica requiera realizar para atender las particularidades emergentes del análisis de las diferentes situaciones académicas que son, y puedan llegar a ser, afectadas por la emergencia sanitaria.

Sobre el regreso a las aulas nada podemos decir, no hay indicios que nos permitan preverlo. Lo haremos en función de las decisiones institucionales que se adopten a partir de lo que establezca oportunamente el Estado Nacional. A raíz de ello es que proponemos continuar con la modalidad virtual y, en la medida que las condiciones y particularidades de las disciplinas y del equipo docente lo permitan, finalizar el dictado en el marco de la cuatrimestralización establecida por calendario. Para acompañar a la comunidad en las formas de llevar adelante este proceso, organizaremos las reuniones que los distintos equipos requieran para juntos encontrar la mejor manera de asegurar los aprendizajes y su acreditación en esta situación de extrema excepcionalidad.

Para el caso de las asignaturas que no puedan realizar sus actividades (en su totalidad o parte de ellas) mediadas por las tecnologías, desde la gestión aseguramos la habilitación de los escenarios y las políticas institucionales para que las actividades de complementación se lleven adelante en el momento que la situación sanitaria lo habilite, aunque deban realizarse fuera del calendario académico vigente.

Otra de las cuestiones centrales, tiene que ver con la adecuación de los programas analíticos de las asignaturas del ciclo 2020 de modo tal que den cuenta de las particularidades excepcionales del dictado de las mismas en el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia ocasionada por el COVID-19. En dichas adecuaciones se explicitarán los requisitos para asignar condiciones de fin de cursado. Este hecho es fundamental y debemos pensarlo junto a los diferentes órganos de gestión curricular. Acordamos, en el marco de la situación excepcional, más que nunca, priorizar los contenidos mínimos y aportes que cada asignatura hace al perfil profesional del graduado según Plan de estudio. Los programas adecuados deberán presentarse nuevamente a las Comisiones Curriculares y a la Secretaría Académica para que rijan según su implementación para los y las estudiantes que cursen las asignaturas durante el año lectivo 2020.

Respecto de los exámenes finales, turnos y llamados que no podrán realizarse, no se ha decidido nada concreto habidas cuentas que no hay posibilidades de prever el regreso y no están dadas las condiciones institucionales para aplicar en línea este proceso. Lo pensaremos juntos, lo discutiremos, analizaremos alternativas. Esta gestión de facultad ha asumido la decisión política de acompañar toda propuesta que contemple la posibilidad de completar el dictado de las asignaturas y sus instancias de avaluación en modalidades virtuales. Esto es habilitar los trámites administrativos para llevarlos adelante, a la vez se tomarán todas las decisiones requeridas para que los estudiantes puedan continuar con los planes de estudio más allá de las correlatividades establecidas por plan de estudio.

Otro aspecto central y de enorme complejidad es la atención a los y las estudiantes que, por diferentes razones (de conectividad, complejidades familiares, enfermedad y/o aislamiento) no puedan realizar o completar las asignaturas bajo modalidad virtual. Esta gestión académica se compromete a desarrollar las estrategias y los proyectos de tutorías necesarias para facilitar los contextos que hagan posible disminuir al máximo posible las condiciones de desigualdad que pudieran ocasionarse por esta pandemia.

Es una situación del todo excepcional, nos requiere juntos -más que nunca en comunidad-.  Nos exige una sensibilidad especial para hacer coincidir en un todo nuestra responsabilidad institucional como gestores de carreras de grado de la Universidad Pública y la sensibilidad social y humana con el dolor, la enfermedad, el hambre, el miedo, la ansiedad, la tristeza. Sabemos que todas y cada una de los procesos normales de desempeño académico se han visto y se verán trastrocados (regularidades, correlatividades, condiciones de fin de cursado, condicionalidades, presentación de informes, programas, becas, exámenes, etc.) los atenderemos fijando prioridades, construyendo acuerdos, revisando las normativas con la certeza de que lo mas importante es la salud y la vida y que priorizar la salud y la vida no implica desconocer el impacto social que puede ocasionar si nos posicionamos en la rigidez normativa. Es un escenario que nunca nos imaginamos transitar, jamás pensamos que nos tocaría conducir la Facultad en un contexto semejante, pero acá estamos y acá estaremos con la confianza absoluta que la única forma de hacerlo es fortaleciendo los lazos y la sensibilidad comunitaria. Más que nunca, comunidad de la Facultad de Ciencias Humanas, abierta, sensible, resiliente y comprometida con lo público, educación y salud.

Decanato y Secretaría Académica de la Facultad de Ciencias Humanas