Consejo Superior: la Escuela de Enfermería recibirá 8 millones de pesos para crear un Aula de Simulación de Alto Realismo

El Consejo Superior de la UNRC aprobó la incorporación de 8 millones de pesos gestionados por el Departamento Escuela de Enfermería en el marco del Programa de Fortalecimiento de Biosimulación.

Se trata de una convocatoria que emerge de la Secretaría de Políticas Universitarias considerando que enfermería es una carrera de necesidad de respuesta en cuanto a la formación y a los recursos críticos que se requieren para la formación de profesionales.

El profesor Hector Stroppa, Director de la Escuela de Enfermería explicó, “en esta convocatoria las bases estaban dirigidas a elaborar un programa para el desarrollo de la biosimulación en el área. Nosotros tenemos una primera instancia ya ganada que es el edificio con el laboratorio propio de prácticas de simulación, y en esta convocatoria sabíamos cuál era la asignación de fondos y que eran dos tipos de fondos por un lado los gastos corrientes qué significaban algo más de $1.500.000 y los gastos de capital con un total de 8 millones de pesos, en primera instancia llegó en el mes de octubre el desembolso de los gastos corrientes y ahora llegaron los gastos de capital que están referidos pura y exclusivamente a la adquisición de todos los bienes de uso que se requieren para dotar este laboratorio de prácticas simuladas con la tecnología para el desarrollo de la biosimulación, para poder desarrollar la mayor complejidad en el ámbito de la formación”.

 Con los fondos se prevé equipar un Aula de Simulación de Alto Realismo, que consiste en un espacio de simulación en paciente crítico. Esto incluye simuladores de pacientes niños, adultos y ancianos. Estos dispositivos permiten al estudiante practicar usando equipo y entorno real, además posibilitan evaluaciones realistas, incluyendo la respiración espontánea, la representación de signos vitales, ojos parpadeantes, manejo de tubos nasogástricos, cateterización urinaria, entre otras funciones. Además, el aula contará con set de paro, bombas de infusión, paneles de gases, etc. 

“Para nosotros este proyecto es un doble desafío -agrega el profesor Stroppa-, porque por un lado, implica tener recursos necesarios para la simulación, pero a la vez demanda la formación de docentes en estas técnicas, ya que este sistema tiene diferentes abordajes en la forma de trabajo. Por esto, en este tiempo de pandemia ha habido desde la Asociación de Escuelas Universitarias de Enfermería y de diferentes laboratorios, la posibilidad de poder dar cursos de capacitación”. 

En ese sentido, el Prof. Stroppa indicó que en el año próximo se designarán al menos dos docentes que estén afectados exclusivamente a actividades del laboratorio, y por otro lado “propender a la formación de esos docentes en los aspectos específicos que va a tener el área y cada uno de los simuladores que se adquieran y cómo tienen que ser los mismos manipulados para después ponerlos en en ejecución en la formación de los estudiantes”, explicó.