“LA POESÍA FUE LA ÚNICA FORMA DE DECIR AQUELLO QUE NO SE PUEDE DECIR DE OTRA MANERA”
1658
post-template-default,single,single-post,postid-1658,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

“LA POESÍA FUE LA ÚNICA FORMA DE DECIR AQUELLO QUE NO SE PUEDE DECIR DE OTRA MANERA”

“LA POESÍA FUE LA ÚNICA FORMA DE DECIR AQUELLO QUE NO SE PUEDE DECIR DE OTRA MANERA”

 

Con la presencia del poeta y excombatiente de Malvinas Gustavo Rosendi se inauguró el pasado 10 de Abril en el aula Magna de la Universidad la Cátedra Abierta “Malvinas: Literatura, Cultura, Política y Cine” de la Facultad de Ciencias Humanas. En la oportunidad, Rosendi presentó su libro “Soldados”, el mismo libro refleja en poemas su experiencia en la guerra de Malvinas. En el encuentro estuvieron presentes Docentes y Alumnos de los Colegios Santa Eufrasia, San Buenaventura y Galileo Galilei de nuestra Ciudad, representantes del Área de Cultura del Gobierno de la Provincia de Córdoba, el Presidente e integrantes del Centro de Excombatientes de Malvinas de Río Cuarto, Estudiantes y Docentes de la Facultad de Ciencias Humanas. Rosendi compartió impresiones con los presentes en el encuentro, quienes además hicieron propicia la oportunidad para hacerle preguntas. “A mí me ha tocado la suerte de viajar dos veces a las islas, comentó Rosendi ante la consulta, y cuando se está allá aparece de nuevo el sentimiento de estar debajo de trinchera y ver ese paisaje en donde el tiempo no pasó. Ese sentimiento fuerte lo tenemos los ex combatientes muy adentro. Esa es una manera de graficar lo que sentimos.”

 

En dialogó con Radio Universidad Rosendi expresó: “Para nosotros, los ex combatientes, lo importante  es que la memoria siga estando vigente. Reconforta que el tema Malvinas, este presente, porque después de mucho tiempo, después de la derrota en Malvinas hubo tiempo bastante oscuro para nosotros, en los que literalmente nos metieron debajo de la alfombra. Después de muchos años de lucha de nuestros centros de excombatientes fue cambiando el rumbo y hoy me atrevo a decir que el tema de Malvinas está instalado en la sociedad”. Y agregó. “salir de la alfombra costó vidas, muchas personas se suicidaron. Son procesos duros porque realmente el que vuelve de la guerra paradójicamente no vuelve, está todavía en las islas, ese es el sentimiento de muchos compañeros. Es un sentimiento extraño que nosotros los ex combatientes lo entendemos.

 

“Soldados” surgió naturalmente del recuerdo del dolor

“Este libro, refiriéndose a su obra Soldados, me salió muy a pesar mío, cuando volví de Malvinas mi intención no fue escribir sobre Malvinas. Yo quería ser poeta, estaba intentándolo. La idea de escribir el libro surgió en un momento donde justamente yo estaba pasando un momento personal feo por el tema de la guerra. Todo eso lo canalice en un poemario,  mediante el lenguaje poético. “La poesía, aclaró, fue la única forma de decir aquello que no se puede decir de otra manera.  Soldados  no surgió del dolor, sino del recuerdo del dolor. El libro salió naturalmente, salió como tuvo que salir,  yo no me puse voluntariamente a procesar el dolor, escribir ese libro surgió como una necesidad vital, era algo que tenía que sacar de mi para seguir viviendo.”

 

En la entrevista por Radio Universidad se le consultó sobre el poema “Brindis”, al respecto Carlos Rosendi decía, “Brindis es un poema que trata de cómo ha sido la vida de los ex combatiente de Malvinas. El poema muestra que a pesar de todo pude construir una familia. Esa capacidad de poder seguir, de poder armar un plan para la vida, que nos salvan del suicidio”, “Cuando volví de la guerra tenía un trabajo y una familia que me estaban esperando, de alguna manera pude nuevamente insertarme en la sociedad, tenía cosas de las cuales aferrarme.  Muchos otros casos estaban a la deriva”. “Cuando me junto con mis hermanos ex combatientes, aunque no hablemos de Malvinas el tema siempre está, aclaró el poeta. Rosendi también reflexionó sobre el poema “Trincheras”: “Era un hogar realmente, nos protegía, aprendes a tomarle cariño. Yo cuando vuelvo a mi trinchera me siento realmente como si estuviera en mi casa. Un sentimiento muy raro de explicar pero es así. Hay que reconocer el paisaje, las piedras, no es fácil, pero la memoria empieza a funcionar cuando estás ahí. Cuando decís ¿aca era, no?. Es algo muy fuerte”