La Facultad entregó al Municipio el informe del relevamiento de familias con actividades de cirujeo
653
post-template-default,single,single-post,postid-653,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

La Facultad entregó al Municipio el informe del relevamiento de familias con actividades de cirujeo

La Facultad entregó al Municipio el informe del relevamiento de familias con actividades de cirujeo

El pasado martes 1 de septiembre, se presentó públicamente el informe general del relevamiento de familias con actividades de cirujeo en la ciudad de Río Cuarto. El proyecto de Investigación se realizó en el marco de un protocolo de trabajo que se estableció entre el Área de Comunicación y Desarrollo del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Humanas de la UNRC y la Fundación Social de la Municipalidad de Río Cuarto. “Este estudio se inició por un interés que manifestó el Municipio desde su programa de recuperadores urbanos. Tenían un registro de familias con actividades de cirujeo que era del 2004 y estaban interesados en actualizar esos datos”, explicó el Prof. Gustavo Cimadevilla, Director Académico del Proyecto, Docente del Departamento de Ciencias de la Comunicación.

 

El Programa de recuperadores urbanos (PRU) depende de la Subsecretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Río Cuarto. Según explico el Docente, el objetivo del municipio era acceder a un panorama actual de la situación de las familias vinculadas a la actividad de cirujeo. Por lo tanto, solicitaron a la Universidad un equipo de trabajo que realizara el relevamiento para elaborar una base de datos con el fin de llevar adelante políticas públicas que fortalezcan el trabajo de los recuperadores.

 

Las actividades previstas en el convenio entre la Facultad de Ciencias Humanas y la Fundación Social de la Municipalidad iniciaron el 22 de abril de 2014 con el lanzamiento de la actividad conjunta y una sesión de capacitación de los entrevistadores oportunamente seleccionados. El relevamiento de carácter censal estuvo a cargo de un equipo de trabajo de doce miembros del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Facultad: El Prof. Gustavo Cimadevilla y el Prof. Edgardo Carniglia, Directores académicos del Proyecto; las Profesoras Claudia Kenbel y Silvina Galimberti, Docentes a cargo de la coordinación y monitoreo del trabajo de campo; y ocho entrevistadoras cargadoras, que fueron previamente capacitadas para la tarea: Flavia Jaime, Ludmila Muiña, Laura Olocco, Verónica Pugliese, Julieta Orlando, Melina Demasi, Eliana Pontoriero y Merlina González.

 

Todos los datos  –ver cuadro- fueron presentados en el acto en el que se entregó el informe. En este acto estuvieron presentes el Rector de la Universidad, Roberto Rovere, la Decana de la Facultad, Prof. Gisela Vélez el Secretario de Planificación y Relaciones Institucionales de la Universidad en el período 2011-2014, Prof. Nelso Doffo, el Secretario de Planificación y Relaciones Institucionales de la Universidad, Prof. Jorge Guazzone; Prof. Juan Marioli, Secretario de Ciencia y Técnica de la Universidad, Docentes del Departamento de Comunicación vinculados al Proyecto, Encuestadoras, Recuperadores, el Sr. Guillermo Aón, Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Río Cuarto, el Sr. Gonzalo Parodi, Subsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad y representantes del Concejo Deliberante de la ciudad.

 

Sobre el trabajo del equipo de investigación la Prof. Gisela Vélez dijo: “Este trabajo constituye un caso central y muy claro de lo que queremos para la Investigación en la Facultad de Ciencias Humanas y lo que ha fijado como lineamientos de Investigación la Universidad”. Además, la Decana resaltó la importancia de la trayectoria de Investigación que tiene el grupo de trabajo: “La demanda, que fue una necesidad que nos plantó el Municipio, pudo ser respondida por el equipo porque hay una larga trayectoria de Investigación, de reflexión y de conceptualización relacionada con el tema y con sentido social”. La Prof. Vélez explicó que el Equipo de Investigación propuso esta tarea también como instancia de formación: “Se formaron encuestadores y Doctores en este proceso; felicitaciones a las Profesoras Claudia Kenbel, Silvina Galimberti y Paola Demarchi”. Agregó: “Estos Investigadores trabajan sensiblemente y con mucho respeto por las voces y las explicaciones que da cada uno. No son números, no son porcentajes. Es la sensibilidad de cada uno de los actores que participaron en este proceso. Hablo de quienes participan como recolectados urbanos. Esto es mucho más que un relevamiento”.

 

El trabajo de campo en primera persona

“Uno de los primeros datos que se identificaron es que había 400 familias que llevan adelante actividades de cirujeo como actividad que les da el ingreso principal a la casa”, indicó el Prof. Cimadevilla. Agregó: “Cuando uno suma a los miembros de la familia, involucra a casi 1800 personas en la ciudad que, de modo directo o indirecto, tienen que ver con la actividad”.

 

Por su parte, el Prof. Carniglia dijo: “Luego del relevamiento pudimos saber con qué frecuencia salen a hacer el trabajo, qué tipo de materiales recolectan, quienes son los principales acopiadores con los que entran en contacto, qué ingreso perciben -en todos los casos muy bajos-, y una serie de información muy amplia respecto de esta condición de trabajo que implica el cirujeo”. Además, el Docente explicó que dentro de los materiales que recogen se encuentran el cartón y el vidrio, pero también hay recuperación de materiales muy diversos como plástico, metales y telgopor. Y aclaró que quedó fuera del relevamiento un grupo de personas que realiza su tarea con carro tirado por caballo que trabaja como arenero.

“Más de la mitad de las familias tienen carros y caballos para ayudarse con el cateo de material reciclable. El resto tienen carro de mano. En el momento en el que hicimos el relevamiento y a partir del Programa de Municipio, había 20 familias con zootropo. Pero si tomamos el dato actual, hay 40 zootropos”, sostuvo el Prof. Cimadevilla. Aclaró: “Es decir, una de cada 10 familias tendría zootropo”.

 

En el acto, el Prof. Cimadevilla hizo la entrega formal del informe al Subsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad y a la Decana de la Facultad de Ciencias Humanas. También, el Prof. Carniglia hizo entrega de otro ejemplar del informe al Secretario de Planeamiento y Relaciones Institucionales de la Universidad.

Luego de una breve reseña del contenido del informe, de la mano de los Directores de Proyecto, las Profesoras Kenbel y Galimberti hicieron entrega de la certificación de trabajo a las ocho Encuestadoras que realizaron el trabajo de campo. Las Docentes destacaron el trabajo de las mismas: “Todo el mérito es de las chicas. Ellas han vivido muy de cerca historias que le ha contado la gente. Esos 25 minutos no era solamente hacer crucecitas, sino que era entrar en la casa, recibir un mate y charlar”, dijo la Prof. Kenbel durante el acto. Agregó: “A veces eran días de mucho viento, de mucho frío. Pero siempre reinó el respeto y la amabilidad de la gente que está en su trabajo diario, su casa con su cotidianeidad y que recibe a las chicas de la Universidad para hablar. Eso tiene que ver con el espíritu del grupo y del equipo que es trabajar desde el respeto hacia el otro”.  Y en ese marco, las propias encuestadoras valoraron positivamente el trabajo. Verónica Pugliese resaltó el concepto de hablar de personas: “Son datos que hablan de personas, no nos podemos olvidar de eso. Esta bueno que mejore la calidad de vida de ellos y en ese sentido creo que la Municipalidad y la Universidad se tienen que seguir comprometiendo”. Agregó: “Sobre el trabajo de campo lo principal era la confianza, la gente nos abría la puerta de su casa porque confiaba en el nombre de la Universidad. Confiaban en que nosotras íbamos a ir a relevar información que de alguna manera los iba a mejorar. Queda el compromiso ahora de la Municipalidad de poder llevar adelante esas mejoras a través de políticas públicas”.

 

Por su parte, Eliana Pontoriero expresó: “Nunca tuvimos inconvenientes con ninguno de los vecinos, con ninguna de las familias. Siempre nos recibieron con la mayor calidez. Estamos agradecidas a las familias. No dejo de apostar a que sea información que de verdad caiga en políticas públicas que repercuta en la vida de la familia, sino es un conocimiento estanco y no sirve”. Flavia Jaime, otra de las encuestadoras, también valoró positivamente la experiencia: “Resalto lo valioso que es trabajar de manera articulada. Posibilita muchísimas cosas. En lo personal fue un ida y vuelta esto de poder acercarnos a la realidad. Esperamos que este relevamiento sirva para que estas familias tengan otro tipo de oportunidades y acortar algunas brechas”. En el mismo sentido, Laura Olocco sostuvo: “Para mi conocer cada familia, cada voz y cada historia fue conocer a fondo la problemática: falta de condiciones de trabajo dignas para cada una de las personas que recuperan residuo, la falta de información acerca de las precauciones a tomar cuando realizan el recupero”. Agregó: “Este relevamiento nos y les ayudó a visibilizar la importancia de la actividad. A partir de esto, espero que se modifiquen algunas políticas que ayuden al desarrollo de esta actividad vital en el sistema”.

 

Continuidad

“Cuando uno investiga apunta a generar conocimiento que puede ser útil para políticas públicas. Hemos charlado con el equipo del Programa de Recuperadores Urbanos del Municipio y entienden que tienen información en cantidad y calidad suficiente como para repensar algunas de las políticas que están llevando adelante”, señaló el Prof. Carniglia. En ese sentido el Docente explicó que el relevamiento debería servir para impulsar políticas desde otros sectores del Municipio y a otros niveles del Estado: “Desde la Provincia o incluso la Nación podrían impulsar iniciativas que tengan que ver con condiciones de empleo o de educación. Hemos encontrado indicios muy preocupantes en ese ámbito y en la salud también”.

Por su parte, el Subsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad, Gonzalo Parodi aseguró: “A partir de estos resultados podemos ver que debemos profundizar aquellas líneas de trabajo que tienen que ver con el cuidado de la salud, la pensión y la jubilación de aquellos que no pueden realizar la actividad”. Agregó: “Un dato interesante es que debemos trabajar fuertemente sobre la alfabetización del 50% de recuperadores que no han terminado algunos de los niveles educativos”. Sobre la continuidad del vínculo entre la Universidad y la Municipalidad, Parodi dijo: “La experiencia ha sido sumamente importante, así que una vez que hagamos una evaluación de los datos, seguramente va a ser un espacio de consulta permanente por nuestro equipo”. En ese sentido, el Prof. Carniglia indicó: “Esta el dialogo abierto con el Municipio y con otros equipos de Investigación en la Universidad”. Agregó: “La pregunta cuando uno termina un tipo de Investigación como esta -que se llaman investigaciones aplicadas- es la cuestión de cómo sigue ahora la actividad. Siempre tiene implicancia en cuanto a qué seguir estudiando y en sugerir aprovechamiento de esta información en políticas públicas o iniciativas de otro tipo que traten de resolver alguno de los problemas de esta población”.

El equipo del Municipio valoró positivamente todo el trabajo. Gonzalo Parodi resaltó la importancia de vincularse entre las instituciones: “Para nosotros ha sido un placer y un gusto trabajar con la Facultad. Nos parece sumamente importante que la Universidad ponga a disposición equipos de trabajos de Investigación relacionadas con el medio, además con una población que tiene muchas necesidades todavía por satisfacer y por resolver”. Agregó: “La Investigación va a permitir que seguramente generemos mayor desarrollo e inclusión social en estos sectores. Es sumamente importante contar con datos estadísticos actualizados para tomar cualquier definición en cualquier política pública en la cual se ha convertido el Programa de Recuperadores Urbanos”. Además el Subsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad sostuvo que uno de los datos más impactantes ha sido la importancia que tiene para los recuperadores el hecho de contar con una motocarga: “El 80% lo ve como algo positivo, no solamente aquellos que la tienen, sino que hacen la misma valoración aquellos que no la tienen”.

Por su parte, el Secretario de Gobierno de la Municipalidad, Guillermo Aón reflexionó: “Es importante este trabajo que realizó la Universidad para seguir conociendo una actividad que está presente en la sociedad que necesita seguir visibilizándose y para trabajar en alternativas superadoras de la situación en la que se exponen muchos recuperadores de nuestra ciudad”. Agregó: “Me parece que el aporte de la Universidad y el estado local puedan hacer con respecto a esta temática siempre es positivo, sirve paran vivenciar la práctica y ahí buscar alternativas que siempre sean superadoras”.