Volver a los orígenes en el Ciclo de Cine por la Diversidad.
11837
post-template-default,single,single-post,postid-11837,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Volver a los orígenes en el Ciclo de Cine por la Diversidad.

Volver a los orígenes en el Ciclo de Cine por la Diversidad.

En marzo, durante todos los martes  del mes, a las 21 horas, el Ciclo Cine por la Diversidad proyectará películas  de personas que regresan, después de mucho tiempo, a su pueblo natal.

El cine forma parte de la existencia social. Es a través de la imagen cinematográfica donde se construye la visión del mundo, se proyectan y construyen los sentidos de las cosas. El mundo del cine ha abordado en repetidas ocasiones el regreso a las raíces. Volver es siempre un desafío. Cada paso de regreso es un motivo de reflexión y eso implica que la vuelta no resulte tan fácil.

Las películas que seleccionamos para dar comienzo a este noveno año del Ciclo Cine por la Diversidad se aventuran en viajes que modifican comportamientos, formas de entender y relacionarse con el mundo, nuevas búsquedas en donde sus protagonistas ya no son los mismos. Y ese regreso obliga a  enfrentarse con diversas emociones que implican reencuentros, conflictos y afectos que rodean a su pueblo.

 

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Secretaría de Vinculación Social e Institucional de la Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

Martes 03. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. VOLVER de Pedro Almodóvar  (España / 2006), 116 min (AM 13)

El fantasma de una mujer (Carmen Maura) regresa a su ciudad natal para resolver unos asuntos que quedaron pendientes a la hora de su muerte. Ella se muda con su hija (Lola Dueñas) y procede a ayudarla con su salón de belleza haciéndose pasar por una inmigrante rusa.

Tres generaciones de mujeres sobreviven al viento solano, al fuego, a la locura, a la superstición e incluso a la muerte a base de bondad, mentiras y una vitalidad sin límites. Volver no es una comedia surrealista, aunque en ocasiones lo parezca. Vivos y muertos conviven sin estridencias, provocando situaciones hilarantes o de una emoción intensa y genuina. Es una película sobre la cultura de la muerte en la Mancha natal.

 

Martes 10. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad.  ADULTOS JÓVENES de Jason Reitman (EEUU / 2011), 94 min (AM 13)

Tras su divorcio, la escritora Mavis Gary (Charlize Theron) atraviesa una crisis existencial que intenta superar volviendo a su pueblo natal. Su situación empeora cuando intenta volver con su novio del instituto (Patrick Wilson), que ya está casado y es padre de un niño. Pero Mavis encuentra un inesperado aliado en otro compañero del instituto (Patton Oswalt). Una oscura comedia que confirma a Diablo Cody como una guionista relevante y a Jason Reitman como un gran director al que le gusta contar historias de inadaptados.

 

Martes 17. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. MY WINNIPEG de Guy Maddin (Canadá / 2007), 80 min (AM 13)

Éste pseudo-documental surrealista es un homenaje de Guy Maddin a su ciudad natal: Winnipeg (Manitoba). Es un ensayo personal sobre una ciudad, su inconsciente y una muestra fecunda de que este realizador autodidacta es una de las voces más singulares del cine contemporáneo, tanto por su reconocible y particular estilo, como por su forma de reflexionar acerca del cine, películas que emulan los inicios del séptimo arte, su experimentación -formal, narrativa y técnica.

 

Martes 31. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. UNA HISTORIA DE ENTONCES de José Luis Garci (España / 2000), 109 min (AM 13)

España, finales de los 40. Julia sufre una profunda depresión a causa del encarcelamiento de su novio, un destacado pintor antifranquista. Hija única de una acaudalada familia, es una mujer culta, que se ha educado en Suiza e Inglaterra, se ha licenciado en Filosofía y Letras y quiere ser escritora. Su abatimiento es tal que decide alejarse de Madrid e ir a pasar una temporada al pequeño pueblo asturiano de Cerralbos del Sella, donde está la gran casona familiar -«Llendelabarca»- en la que vivió los felices veranos de su infancia. Allí la espera Tía Gala, la guardesa, que vive con su nuera Pilara y su nieto Juanito. La relación de Julia con ellos, con el maestro don Orfeo e incluso con el desdichado cura don Matías, hace que, quizá, por primera vez en mucho tiempo, la señorita de la capital no se sienta sola.