Informe sobre el uso de entornos virtuales en la Facultad de Ciencias Humanas
12078
post-template-default,single,single-post,postid-12078,single-format-standard,bridge-core-2.2.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-21.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Informe sobre el uso de entornos virtuales en la Facultad de Ciencias Humanas

Informe sobre el uso de entornos virtuales en la Facultad de Ciencias Humanas

 

El presente informe da cuenta, de manera general, del desarrollo de clases de grado y pregrado promovidas bajo modalidad no presencial en la Facultad de Ciencias Humanas. Esta síntesis exhibe el resultado de la sistematización de datos obtenidos mediante la aplicación de una encuesta, con información relevada durante los primeros diez días de iniciadas las clases enteramente en un contexto de aislamiento social.  Los resultados aquí presentados, en la actualidad han experimentado desplazamientos y transformaciones habida cuenta del proceso en curso, la implementación de las actividades y la propia complejidad del contexto.

Cabe destacar que el instrumento para la recolección de datos no se limita al análisis de los entornos más utilizados, sino que avanza, especialmente, en lo atinente a la vinculación docente-estudiante, con las complejidades que supone la interacción digital, las opciones para el planteo, seguimiento y evaluación de las actividades, las dificultades en la accesibilidad, los modos y costumbres de la presencialidad que ahora deben redefinirse bajo el entorno virtual.

El aspecto primordial que exhibe la grilla –  y que corresponde a la decisión política del equipo de gestión de la Facultad de Ciencias Humanas – es el acompañamiento de docentes y estudiantes en un contexto de marcada dificultad y que requiere de la articulación de esfuerzos para una toma de decisiones democrática, con el resguardo de todos los actores de nuestra unidad académica.

Por ello, interpretamos que estos resultados se traducen en un estado de situación que puede modificarse, que demanda la permanente revisión y el ajuste necesario para habilitar las mejores opciones. A la vez, muestra con claridad de qué manera la comunidad de la Facultad de Ciencias Humanas ha asumido el desafío de transitar el complejo escenario contextual y cómo esta actitud merece celebrarse, dado el compromiso y el significativo esfuerzo demostrado.

Las encuestas y los resultados

Una primera cuestión por señalar es que de un total de 452 asignaturas que se dictan en el primer cuatrimestre, 329 han respondido la encuesta y han dado cuenta de trabajo en modalidades alternativas a la presencialidad. Como señalamos, esto pone en evidencia un enorme compromiso de la comunidad docente por adecuar su actividad a la situación de aislamiento social. Se encuentran representados todos los departamentos de la Facultad, aunque algunos de forma muy marginal y otros con la información sobre la totalidad de las asignaturas que se dictan en el primer cuatrimestre.

Se observa una variedad de recursos virtuales sobre los cuales las y los docentes asientan sus estrategias de enseñanza. Casi la mitad emplea SIAT/SIAL-EVELIA (46,5%), esta tendencia se acentúa, especialmente, en aquellas cátedras más numerosas (a partir de 70 estudiantes). A medida que fueron transcurriendo las clases, algunos problemas se profundizaron. Por ello, en la actualidad se han diversificado las herramientas y recursos. Son pocos los casos que emplean con exclusividad el entorno virtual SIAT/SIAL-EVELIA. Otras plataformas que proponen herramientas similares como Google Classroom o Moodle también son empleadas. Esta última es la que habilitó la Facultad pero su empleo no parece ser significativo (10 casos). De la misma forma, son pocos los casos en el que los equipos manifiestan necesitar algún tipo de colaboración de la Facultad para desempeñar sus actividades en entornos virtuales.

 

 

La totalidad de las y los docentes complementa recursos, es decir hay una evidente búsqueda de herramientas que permitan el desarrollo de distintos tipos de actividades.  Aparecen de modo significativo aplicaciones como ZOOM, Google Classroom, Youtube y, en menor medida, Jitsi Meet y Skype. Estas opciones permiten una interacción inmediata entre estudiantes y docentes. Se mantiene contacto a través de las plataformas de redes sociales como Instagram, WhatsApp y Facebook. No obstante, habría que explorar si es solo para reproducir el esquema de clases presenciales o se utiliza para proponer algún tipo de intercambio más fluido. Algún indicio sobre esta cuestión puede observarse cuando se analizan las respuestas en torno tanto a la elaboración de actividades de tipo colaborativo como a la evaluación, donde los dispositivos parecen restringirse a los que habitualmente empleamos en contextos presenciales. De todas formas, la proporción no parece ser muy representativa (31 casos).

Uno de los aspectos que emerge, pero no de manera significativa (por el momento de aplicación de la encuesta) es la evaluación. En la actualidad es una de las preocupaciones más acentuadas entre los docentes y estudiantes, fundamentalmente en las materias masivas; las que tienen pocos estudiantes encuentran más factible la posibilidad de diseñar instancias evaluativas que les permitan acreditar saberes.

 

 

La evaluación resulta uno de los escenarios de mayor compromiso para la gestión académica de la Facultad de Ciencias Humanas. Por ello, se trabaja actualmente con un equipo de expertos en la generación de un documento que acerque a los equipos docentes diferentes modos de evaluar, las herramientas adecuadas a las diferentes evaluaciones y modelos de consignas según los tipos de contenidos, las habilidades y competencias a evaluar y las herramientas seleccionadas.

 

 

Estos resultados están siendo complementados en cada comisión con los resultados de la grilla completa y con otras indagaciones que intentan hacer una lectura más comprensiva y contextualizada del estado de desarrollo de las asignaturas.   

Las asignaturas con pocos estudiantes no presentarían en su mayoría dificultades para el diseño de actividades diversificadas, complejas, con instancias evaluativas, clases de consulta, trabajos colaborativos. Los problemas más evidentes se observan en las asignaturas que tienen más de 50 estudiantes.  Otro de los ejes que se señalan como problemáticos en el procesamiento de la encuesta es primer año de las asignaturas, fundamentalmente las de mayor número de ingresantes.

Si bien los datos exhiben un estado de situación que varía conforme se modifica el contexto, el propósito de la gestión de la Facultad de Ciencias Humanas es acompañar, mediante las acciones necesarias, la realidad académica de cada asignatura, de cada carrera y cada departamento. Y el camino, en este proceso, es el trabajo colaborativo.