PARK CHAN-WOOK en el Ciclo Cine por la Diversidad.
11549
post-template-default,single,single-post,postid-11549,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

PARK CHAN-WOOK en el Ciclo Cine por la Diversidad.

PARK CHAN-WOOK en el Ciclo Cine por la Diversidad.

Sé que eres buena persona… pero tengo que matarte” (Sympathy for Mr. Vengeance)

En diciembre, durante tres  martes  del mes, a las 21 horas, el Ciclo Cine por la Diversidad proyectará La trilogía de la venganza de Park Chan-wook. Con apenas un puñado de películas, Park Chan-wook (Seúl, 1963) despertó el interés de occidente hace quince años cuando ganó con Oldboy (올드보이, Park Chan-wook, 2003) el Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes 2004. Park, filósofo de formación y crítico de arte otrora, ocupa un lugar privilegiado en esa lista, pese a tener dividida a gran parte de la crítica: muchos admiran su arriesgado manierismo formal, mientras que otros consideran que se ha dejado llevar demasiado por la influencias occidentales.

 Sé que soy un monstruo, pero acaso ¿no merezco vivir?” (Oldboy)

Impulsado por el éxito de Joint Security Area, Park emprendió entonces uno de sus proyectos más personales y ambiciosos, la Trilogía de la Venganza. La primera parte de esta obra fue Sympathy for Mr. Vengeance (복수는 나의 것, Park Chan-wook, 2002)  2004 fue un gran año para el cine coreano, gracias en parte al triunfo en Cannes de Oldboy y también al éxito de público de Hierro 3(빈집, Kim Ki-duk, 2004). Sympathy for Lady Vengeance (친절한 금자씨, Park Chan-wook,2005) cierra  el ciclo de la venganza en donde el director surcoreano continuó en su búsqueda de un estilo visual rompedor y propio para relatar el drama de  una mujer dispuesta a vengarse del hombre que la llevó a la cárcel.  La saga no tiene relación alguna en sus tramas pero tiene al acto de vengarse como eje central para el desarrollo de sus historias.

¿Y esa sombra de ojos? / No quiero parecer buena” (Sympathy for Lady Vengeance)

 

Centro Cultural Leonardo Favio (Galería del cine, Buenos Aires 55). Entrada libre y gratuita. Organiza: Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Humanas y el Centro Cultural Leonardo Favio.

 

Martes 3. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. El nombre de la venganza, de Chan-wook Park (Corea del Sur/2002), 129 min. (SAM18)

Chan-wook Park es conocido en nuestro país por haber dirigido ‘Oldboy’, película de culto que forma parte de una trilogía denominada «de la venganza», de la cual ‘Sympathy for Mr. Vengeance’ es el primer título. La película narra la historia de dos hermanos (chico y chica) y una tercera mujer, que harán todo lo posible por conseguir dinero para un transplante de riñón, incluso raptar a la hija pequeña de un importante hombre de negocios. Tal hecho desembocará en una serie de acontecimientos a cada cual más dramático y violento. El film es un estudio sobre la venganza.

 

Martes 10 hs. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. Oldboy, de Chan-wook Park (Corea del Sur/2003), 120 min. (SAM18)

 

Oldboy‘es, ante todo, una película sobre la venganza. Un relato sobre la obsesión malsana respecto a una situación o personas concretas. Park Chan-wook construye una historia sobre la venganza más visceral. La venganza es, quizás, una de las sensaciones más intensas que posee el ser humano. Es pura en su simplicidad, y no requiere de complejidad narrativa para ser mostrada y llevada adelante. El director profundiza en este sentimiento a través del impacto que genera un evento trascendental en nuestras vidas, y nos muestra que incluso las pequeñas decisiones pueden dejar una marca indeleble.

Chan-wook nos regala a un villano edificado a través de pinceladas que dibujan una imagen precisa de su personalidad, y un plan tan específico como bien meditado.

 

Martes 17. 21 hs: SALA DOS. Cine por la Diversidad. Simpatía por la mujer venganza, de Chan-wook Park (Corea del Sur/2005), 115 min. (SAM18)

Chan-wook Park, nos presenta la historia de Lee Geum-ja (Lee Young-ae), una hermosa mujer encarcelada por un delito que, a pesar de que ella misma se declara culpable, las pruebas muestran lo contrario. Ahora, tras su liberación la mujer sólo tiene dos objetivos en mente: encontrar a su hija dada en adopción y asesinar al verdadero responsable del crimen.

Esta película conforma la tercera parte de la llamada «Trilogía de la venganza”, la cual es precedida por Sympathy for Mr. Vengeance y Oldboy.